EL AMOR ES TODO

 

Descubrí que siempre fui guiada.
¿Qué significa eso? Una aparición, una voz, algo externo a mi que me guiaba? No. Era lo único que siempre fui, sólo que no lo sabía. La Vida misma, la Consciencia, el Amor, lo que realmente Somos, moviéndose para su propio beneficio. Desplegándose al encuentro de élla misma.

Al nivel de la forma, se siente una certeza total, sin explicación lógica. Al no interferir, se impide que ese flujo de Vida quede bloqueado en algún lugar. Este movimiento te llevará hacia algún lugar y, en todo caso, luego uno va a enterarse de qué se trataba eso.

 

 

 

“Tu misión no es buscar el Amor, sino encontrar todas las barreras que has creado

en tu interior para no verlo”. Rumi

 

 

Nunca hice algo para lograr un beneficio, o sí, y cuando lo hice claramente la Vida puso un freno de mano: ¡Por ahí no! A veces lo veía a tiempo y a veces no. Pero absolutamente todo no dejó de estar alineado para retomar la celebración.

A lo largo de la vida y, fundamentalmente, cuando comencé a trabajar transmitiendo este saber, en diferentes formatos, me dí cuenta que en la mayoría de las personas había un denominador común: la demanda hacia sus padres, por lo que ellos hicieron o dejaron de hacer. Un sentimiento de dolor en relación a su pasado. Un “estar instalados” en ese lugar y desde ahí mirar “lo que se habían perdido”. Esto es algo que la Psicología en general, y el Psicoanálisis, en particular han fomentado. El condicionamiento del pasado. Ahí comprendí lo que es instalarse en un punto de vista. No es que niegue la realidad de los hechos, sino que observo el peso que tiene creer que esa historia condiciona el presente y, por lo tanto, el futuro.

 

 

«Desde siempre me fue claro que absolutamente todos los modelos con los que vivimos son inventados.»

 

 

Por eso me siento bendecida por haber visto la Vida sin punto fijo. Es decir, el cuadro de mi infancia brinda el argumento perfecto para ser una víctima eterna y, sin embargo yo no lo vivo así. Mi visión es la de la gratitud infinita hacia la persona que me cuidó. Nada de demanda. Aprendí con su ejemplo: la aceptación, la generosidad, la sabiduría del silencio y el Amor Incondicional.

Con lo cual, no es una nueva teoría decir que el pasado no nos condiciona, sino que es sólo una experiencia vivida: lo que condiciona es la mirada. Y somos la libertad de elegir cómo queremos ver. Sólo es una creencia inmensa creer que hoy soy lo que recibí del pasado. No la niego pero es sólo una opción.

Desde la experiencia de saberme el Amor, la Vida, la Consciencia puedo ver algo que llamo: “el hilo del Amor”. Significa ver, incluso en la forma, cómo siempre uno fue Amado. Es decir, uno va recibiendo absolutamente todo. Sólo que al anclarse en “un punto de vista”, en el querer que las cosas sean como “el sentido común” dice que deben ser, hace que ello no se perciba. Lo que sucede es que ese Amor puede que no llegue de la manera en la que uno quiere que sea o de la persona que uno imagina que debería ser. Porque uno tiene la arrogancia de creer que sabe más que la Vida. Y resulta que tal vez una madre o un padre, o un vecino no pudo demostrar su Amor pero el Amor va a ocuparse de continuar su rumbo, como un hilo transparente, hará que ese Amor llegue…

Por ejemplo, en mi caso podría mantener el discurso de que me perdí la vida de una familia tradicional, sin embargo recibí todo. Tuve una tía, ¿quién dice que tienen que ser un padre y una madre? Me dio lo que me dió, para mi fueron tesoros. ¿Pero qué pasaría si creyese que tendría que haber vivido bajo el amparo de esa familia o en la riqueza económica? Sufriría.

Esto no es un paliativo, en absoluto. Lo sería si yo creyese que existe algo a priori establecido, reglas humanas de vida y entonces, al no coincidir con esas reglas, intentara conformarme. Pero no, todo lo contrario, desde siempre me fue claro que absolutamente todos los modelos con los que vivimos son inventados. El mío no era ningún modelo y yo ¡Estaba viva! ¡Esa era la prueba! Eso siempre fue tan liberador…

 

 

El Amor es el tejido que incluye todo y ese tejido es la Vida.

Nadie queda fuera de Ella.

Por eso el 1er Mandamiento de la Biblia dice: “Amarás a Dios por sobre todas las cosas”

que es lo mismo que decir: “Sabrás Conscientemente que Eres la Vida”

Saber esto es Amar.

 

 

Lila Ramos y Ramos

Foto |Evie S. | Unsplash

www.lilaramosyramos.com